Las primeras pestañas postizas

¿Alguna vez has sentido curiosidad por saber quién fue el inventor de las primeras pestañas postizas? Nosotros teníamos mucha, así que nos hemos puesto a investigar y compartimos contigo nuestro descubrimiento.

El inventor de las pestañas postizas es el mismo que el de la permanente capilar que, además, tuvo la idea ni más ni menos que en el 1902.

Era un peluquero alemán afincado en el reino unido llamado Karl Nessler, patentó su idea de tejer pestañas y cejas postizas. Fue tal el éxito y la demanda, que tardó nada menos de un año a empezar a vender pestañas artificiales en su salón de belleza de Londres.

El uso de este complemento de belleza se popularizó durante los rodajes de cine mudo. En especial gracias al director D.W Griffith, cuando el en 1916 quiso realzar la expresividad de los ojos de la actriz protagonista de su película Intolerance, Seena Owen.

En aquellos rodajes era tal la necesidad de conseguir que los actores expresaran sin hablar, todo tipo de sentimientos que en la gran mayoría de escenas se hacían grandes gestos con la mirada y nada mejor para exaltarla que unas largas y espesas pestañas.

El fenómeno de las pestañas postizas se empezó a expandir a partir de 1930 entre celebridades femeninas y los salones de belleza más populares y estilosos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.